¿Sabes cuál es la mejor caja fuerte del mercado?

Debido a que existe una gran diversidad de cajas fuertes  responder a esta pregunta puede no ser una tarea tan sencilla, ya que en realidad hay varias opciones a la hora de seleccionar una de ellas. Es por esto que no puede decirse que exista un único tipo de caja fuerte o un modelo en particular que sea el mejor.

A pesar de ello sí que hay algunos consejos sobre  cómo escoger la mejor caja fuerte, que resultarán de mucha utilidad para poder optar por la más indicada para cada caso particular. En los párrafos siguientes nos pasearemos por la mayoría de estas recomendaciones para ayudar a los clientes a tomar una acertada decisión.

La importancia de la marca

Cuando se trata de comprar un nuevo producto para la casa o la oficina la mayoría de las personas en la actualidad acuden a internet, pues con unos cuantos clics encuentran lo que están buscando. Hay sin embargo un punto negativo respecto a esta práctica tan extendida y es que seguramente encontrarán una gran cantidad de tiendas online de venta de cajas fuertes, pero lo que no es tan fácil es saber cuál de todas ellas es la que brinda una mejor relación calidad-precio. Es importante saber diferenciar entre aquellas que son buenas marcas de cajas fuertes y aquellas que no son tan buenas, por ello siempre resulta conveniente revisar la trayectoria del fabricante, pues algunos tienen una dilatada experiencia en la producción de este tipo de elementos de seguridad y han demostrado suficientemente la calidad de sus productos.

Tampoco deben perderse de vista las necesidades concretas que llevan a la decisión de instalar una caja fuerte, pues de ello dependerá en buena medida la selección adecuada del producto. Una caja fuerte puede ser de altísima calidad, tener reconocimientos por sus niveles de seguridad y protección, pero si el uso que se le dará no es acorde al que el fabricante tenía en mente al momento de su diseño, entonces no será una buena solución para ese caso en particular.

Como elegir una caja fuerte

El uso previsto  es un elemento esencial a tomar en consideración a la hora de seleccionar aquella caja fuerte que resulta más adecuada a nuestro caso en particular, pero indiscutiblemente no es el único factor así que lo más recomendable es disponer de todos los datos o aspectos fundamentales que incidirán en una buena elección.

Dos aspectos que no deben pasarse por alto son que el tamaño de la caja sea ideal tanto para el tipo de elementos a resguardar como para el espacio disponible para la instalación y que  el presupuesto que se dispone para adquirir la misma, ambas son variables que sin duda influirán en la decisión.

Uso de la caja fuerte

Saber con certeza el tipo de documentos y artículos que se desea resguardar definirá el nivel de resistencia de la caja fuerte en general y también la necesidad de seleccionar algunos de los modelos que ofrecen protecciones adicionales tales como la capacidad de resistir al agua o al fuego.

Es esta la razón por la que hemos insistido en que si bien conocer la marca y los modelos que ofrecen cada uno de los fabricantes presentes en el mercado español, es de gran ayuda a la hora de seleccionar un producto, también lo es el determinar con claridad las necesidades concretas de la persona que desea resguardar sus bienes en una caja fuerte.

El uso que se le va a dar a una caja fuerte resulta mucho más importante de lo que parece, pues no es lo mismo resguardar joyas, documentos, dispositivos electrónicos o armas. En algunos casos será muy importante la resistencia ante el fuego o el agua, en tanto que en otros será suficiente contar con una caja de seguridad que resista los ataques

Afortunadamente hay varios tipos de cajas fuertes por lo que cada uno de ellos responde a una necesidad en particular o a varias. Lo que sí es importante señalar es que se debe tener claro exactamente para que se quiere una caja fuerte y en función de ello adquirir la más apropiada.

¿Qué protección comprar?

Una caja fuerte para ser utilizada en un hogar no será nunca igual a la que requiere una joyería o un banco, por poner algunos de los ejemplos más visibles. Debido a esto las cajas fuertes se distinguen por distintos niveles de protección, es así como van divididas en niveles o grados del 1 al 9.  La mayoría de los fabricantes tienen modelos de distintos grados, aunque puede darse el caso de que algunas de las que comúnmente se instalan en las viviendas o en las oficinas no se encuentren homologadas a ellos, pero las que se coloquen en lugares donde se requiera de mayor seguridad, sí que lo estarán.

El peso de la caja fuerte es también un elemento a tomar en consideración al momento de decantarse por un modelo u otro, la razón no obedece a la suposición de que al ser más pesada tendrá una mayor capacidad de resistir ante un ataque, una inundación o el fuego, sino al hecho demostrado de que cuando un ladrón penetra en un inmueble y encuentra una caja fuerte, no siempre podrá abrirla en el lugar, por lo que en algunos casos intentará llevársela a otro sitio donde la pueda manipular con tranquilidad. Es aquí donde el elemento peso cobra importancia, pues a mayor peso mayor dificultad para trasladar una caja fuerte.

Ante una situación de este tipo es bastante probable que el ladrón desista de su intento en llevársela, con lo que puede asegurarse entonces que  a mayor peso mayor seguridad teórica. Esto es lo que lleva a indicar que otro de los aspectos que determina el nivel de protección de la caja fuerte es el peso de la misma.

¿Una caja fuerte debe resistir el fuego?

La respuesta a esta pregunta, que por cierto se hacen la gran mayoría de los que se encuentran en la búsqueda de una caja fuerte, tiene una única respuesta y esta es  que  obvia y evidentemente comprar una caja fuerte que sea resistente al fuego no es ninguna obligación, pero sin duda no puede resultar más recomendable para lograr conservar el contenido en caso de un incendio en el inmueble.

Al momento de seleccionar la indicada debe considerar el tipo de material a resguardar, pues no será lo mismo conservar documentos que dispositivos de informática. Hay opciones en el mercado indicadas para cada contenido pero en cualquier caso a modo de recomendación en el caso de estos últimos, lo indicado es que la temperatura interior no supere los 50°C.

Asegúrese además de conocer cuánto tiempo mantendrá la temperatura interior, pues en general las cajas fuertes se diseñan para conservarla  en un periodo de entre 30 y 60 minutos.

¿Una caja fuerte debe resistir al agua?

Si lo que desea es proteger al máximo los documentos y demás elementos que conserva en el interior de la caja fuerte, lo ideal es que la misma sea resistente al agua e inclusive que soporte la humedad del ambiente. Esto último es especialmente importante si en el lugar donde será instalada  las condiciones atmosféricas implican un riesgo en tal sentido. Lamentablemente no es común conseguir en el mercado productos con estas características aunque últimamente estas prestaciones adicionales han ido ganando terreno.

Cajas fuertes para custodiar armas de fuego

Debido a las disposiciones legales respecto al resguardo de las armas de fuego en posesión de los particulares lo indicado es guardarlas en una caja fuerte de alta seguridad. Para ello lo más conveniente es validar si el modelo seleccionado cubre todas las exigencias contenidas en la ley, por lo que lo indicado es buscar una que haya sido fabricada para tal fin.

Tipos de cajas fuertes

El abanico de posibilidades que se abren al momento de buscar una caja fuerte es muy amplio siendo posible encontrarse con los tipos siguientes:

  • Pequeñas cajas de seguridad que se conocen popularmente como caudalitas y que resultan útiles para guardar algo de dinero en efectivo.
  • Las cajas para la custodia de elementos de cierto valor como es el caso de los documentos, las joyas o sumas de dinero de mayor importancia.
  • Cajas para guardar dinero a través de una ranura sin tener que abrirlas, siendo estas mayormente utilizadas en empresas donde varias personas pueden ingresar dinero pero no se desea que tengan acceso al contenido de la caja.
  • Cajas ignifugas
  • Cajas de seguridad portátiles y
  • Cajas para el resguardo de armas

¿Qué considerar al adquirir una caja fuerte?

Los elementos clave a considerar al momento de optar por un determinado tipo de caja fuerte son los siguientes:

  • El tamaño es extremadamente importante, pues debe ser acorde a lo que tengamos pensado guardar en ella.
  • El peso, a fin de evitar el traslado en caso de robo
  • El precio
  • La calidad y cualquier otra prestación adicional para satisfacer necesidades particulares como la resistencia al fuego, al agua o la forma de cierre.

¿Dónde comprar una caja fuerte?

Como casi cualquier producto hoy en día es factible comprar una caja fuerte en una tienda online o en una tienda física, lo importante es la seriedad del proveedor y la confiabilidad que ofrece. En el caso de comprarla por internet se tiene la facilidad de consultar a varios proveedores sin mucho esfuerzo, conseguir muy buenos precios y además recibirla en la puerta de la casa.

¿Dónde instalar la caja fuerte?

Recomendar un lugar ideal para situar una caja fuerte no es posible pues dependerá de las condiciones de    cada inmueble y también del tipo de caja que se adquiera.

Sin embargo existen tres variables principales que se deben tomar en consideración llegado el momento de escoger una ubicación. ¿Cuáles son?

  • En primer lugar la visibilidad, pues debe procurarse la menor exposición a la vista
  • El segundo elemento es minimizar los riesgos de inundación o fuego y por ultimo
  • Asegurarse que cualquiera que haya sido el lugar seleccionado esta quede lo más sujeta posible.